17 de Agosto, 2018

Haciendo Design Thinking en la universidad

Innovación en la universidad a través de Design Thinking.

Desde hace algún tiempo, se ha puesto de moda el término Design Thinking haciendo referencia a una metodología que se aplica durante un proceso creativo, por lo general en el ámbito empresarial. Sin embargo, también está siendo aplicada en la formación universitaria para incentivar la creatividad y la innovación.

Cuando hablamos de Design Thinking aplicado en educación superior, probablemente el caso de éxito más notable es el de Stanford University. Por un lado, cuentan con una de las incubadoras de más prestigio en el mundo: Y Combinator, responsable del lanzamiento de compañías como AirBNB, Reddit y Dropbox. Tiene un ratio de aceptación de proyectos del 3%, y recibe dos promociones de 85 empresas aproximadamente al año.

¿De dónde sale este acercamiento a la creatividad en el diseño, combinado con la capacidad para innovar y tener una gestión empresarial exitosa? En el caso de Stanford, esto se ve plasmado en su D.School, el instituto de diseño de la universidad, que da cursos para estudiantes de pregrado y de postgrado sobre cómo ser más innovador y creativo a la hora de tomar decisiones y resolver problemas.

Otra universidad que ha hecho del Design Thinking aplicado en la educación un caso de éxito es Massachusetts Institute of Technology (MIT). Por medio de su ‘MIT Innovation Initiative’, además de una política institucional que trasciende por encima de sus cinco facultades, MIT ha logrado consolidar una cultura que utiliza el Design Thinking como una herramienta para crear equipos y proyectos multidisciplinarios que, a partir de la innovación, da respuestas a problemas en todo el mundo y crea empresas exitosas con un impacto global. Según los expertos, afirman que si se juntara las empresas creadas por los estudiantes de MIT en un país, se tendría la decimoséptima potencia mundial. Así, por medio de cursos y programas, la universidad ha logrado hacer del Design Thinking parte de la cultura universitaria.


¿Qué se puede aprovechar de esta metodología?

El D.School de Stanford define algunas habilidades que se pueden obtener al aplicar Design Thinking en la universidad. Una de ellas es formular soluciones en momentos de incertidumbre. También, otorga la posibilidad de aprender de otros y aplicar conocimientos de otras disciplinas porque los equipos de trabajo que se forman son de diversas áreas. Además, el estudiante debe saber sintetizar la información y organizarla según la importancia de la misma. Por otro lado, tiene la posibilidad de experimentar rápidamente y testear lo que está probando. Ello le permitirá sacar conclusiones certeras.

Al final de lo que se trata es que el estudiante se base en sus experiencias pasadas para poder enfrentarse a nuevos escenarios, usando una metodología que le permite explorar nuevas capacidades.

Deja tu comentario:

Escribir comentario:

Suscríbete para recibir mis últimas actualizaciones